24 de febrero de 2012

Jardines de Crevillente (I)


Una cosa que nos sorprendió la primera vez que visitamos Crevillente fue la gran afición a la petanca que existe entre sus habitantes, en muchos lugares, pero la mejor muestra de ello la encontramos al entrar al Parque Municipal...














El hecho de que la localidad esté construida entre los desniveles del terreno, hace que el paseo por el parque sea dinámico y sorprendente, aprovechando esas diferencias de cota para separar los espacios con rocallas...


Formar un recorrido de agua artificial, aunque en ocasiones le falte el agua...


O encontrar un banco silencioso tras unos escalones...


También encontramos muestras de la multiculturalidad de la localidad, en este muro...


Que contiene el penúltimo desnivel del parque...


Y no nos iremos sin apreciar este aloe en flor, característica invernal.


Y despedirnos de esta graciosa habitante del parque...


Detalle de la puerta de la parte baja del parque, resolviendo el último desnivel...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada